top of page

La Guía Definitiva para Cuidar la Piel de Oveja: Mantenimiento y Limpieza

Las pieles de oveja son más que un simple accesorio de decoración o confort; son un pedazo de la naturaleza que llevamos a nuestros hogares, brindando calidez, suavidad y una belleza incomparable. En Alma de Oveja, entendemos el valor de nuestros productos naturales y queremos ayudarte a mantenerlos en las mejores condiciones para que puedan ser disfrutados por años. Desde la limpieza hasta el mantenimiento diario, aquí te dejamos




La Guía Definitiva para Cuidar la Piel de Oveja: Mantenimiento y Limpieza


  1. Limpieza Regular: La limpieza regular es crucial para preservar la calidad de tu piel de oveja. Aspira suavemente la piel semanalmente para remover el polvo y la suciedad superficial. Para manchas líquidas, actúa rápidamente con un paño absorbente, evitando frotar para no dañar las fibras.

  2. Lavado Profundo: Aunque las pieles de oveja son naturalmente resistentes a la suciedad y bacterias, un lavado profundo ocasional es necesario. Utiliza un detergente suave para bebés y opta por un lavado a mano o en máquina en un ciclo delicado con agua fría. Es crucial secar la piel de manera natural, lejos de la luz directa del sol o fuentes de calor.

  3. Cepillado: se recomienda el uso de un cepillo de cerdas de metal (fierro) para mantener la lana esponjosa y evitar que se apelmace. Este tipo de cepillo es especialmente útil para desenredar y revivir la textura natural de la lana después de lavarla y una vez que está completamente seca. Las cerdas de metal son eficaces para alcanzar la base de la lana sin dañarla, permitiendo que la piel mantenga su aspecto original y su suavidad. El cepillado debe realizarse suavemente y en la dirección del pelo para maximizar los resultados sin comprometer la integridad de la piel.

  4. Precauciones Especiales: Evita la exposición prolongada al sol, ya que puede decolorar y endurecer la piel. Además, mantén las pieles de oveja alejadas de fuentes directas de calor, como radiadores o calefactores, para evitar que se sequen y agrieten.


Cuidar tu piel de oveja es más simple de lo que parece. Con un poco de atención y los cuidados adecuados, tus productos de Alma de Oveja conservarán su belleza y confort, convirtiéndose en parte de tus momentos más preciados por mucho tiempo. Recuerda, estas pieles no son solo un artículo de lujo; son una inversión en tu hogar y bienestar.


¿Interesado en descubrir más productos de piel de oveja natural ? Visita nuestra tienda online www.almadeoveja.cl para explorar nuestra gama completa de productos de piel de oveja. Y para más consejos y guías sobre cómo cuidar de tus productos naturales, suscríbete a nuestro boletín y síguenos en Instagram.

4 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page